El Appletini tiene 21 años. ¿Es hora de repensar el famoso cóctel?


Probablemente haya pasado un tiempo desde que vio un Appletini en el menú de su bar favorito, pero hubo un tiempo en el que el fenómeno del neón dominaba la cultura de los cócteles. Dulce y amargo con un toque sutil y la tez de la kriptonita líquida, el Apple Martini fue un gran éxito desde el momento en que irrumpió en escena. Eso fue hace 21 años.

Todo comenzó el cuatro de julio en un restaurante de West Hollywood llamado Lola cuando el propietario Loren "Lola" Dunsworth fue abordado por un representante de la nueva marca de vodka. Ketel One con la idea de hacer una firma martini.

Dunsworth notó una botella solitaria de licor de manzana en la barra trasera y le pidió al camarero Adam Karston que viera si podía preparar algo con los dos. Combinó partes iguales DeKuyper Fruncido licor de imitación de aguardiente de manzana agria y vodka Ketel One y un toque de mezcla agridulce casera, y así nació una leyenda.

El cóctel tuvo tanto éxito que hubo que retirarlo del menú. "Eran fáciles de beber porque realmente no sabías el alcohol", dice Dunsworth. “La gente los maltrataba. Pensé, vamos a quitárnoslo por un tiempo. Pero hubo tal alboroto que rápidamente terminamos volviéndolo a poner ”.

En seis meses, la noticia del cóctel se extendió por todo el país, y pronto todos los bares y restaurantes que valían la pena su menú de Martini estaban haciendo alarde de su propia versión de la diosa esmeralda. Pero ninguno de ellos se enfrentó al Appletini original.

Una diferencia, dice Dunsworth, es que Lola ha adornado su bebida con rodajas de manzana Granny Smith, que marinaron en agua con limón y hielo para mantenerlas frescas. "La gente me decía: 'Dios mío, aquí sabe mucho mejor'".

Los Appletini marcharon con orgullo a finales de los noventa y principios de la década de los noventa como símbolo de la inocencia y de la América anterior al 11 de septiembre. Parte de la frase, parte del placer culpable, siempre fue la bebida de la persona feliz más que la bebida del niño genial. Es lo que el personaje de Zach Braff ordenado en Scrubs y el brindis por elección en la reunión Mark Zuckerberg-Sean Parker en La red social.

El Appletini fue, según todas las definiciones, un clásico moderno reconocido mundialmente.

"No me malinterpretes, el movimiento de los cócteles artesanales es genial", dice Dunsworth. “Pero muchas de las bebidas son como volar de noche. Muy pocos se pegan porque son demasiado complicados y tienen demasiados ingredientes. Los verdaderos clásicos, como el Manhattan, son simples y fáciles de hacer. Tienen poder de permanencia ".

En 2013, después de 17 años de happy hours y tapas de barras pegajosas, Lola's cerró sus puertas por última vez. Pero su cóctel característico sigue vivo, aunque en una forma más contemporánea. Los camareros han estado rehaciendo el cóctel utilizando de todo, desde jugo de manzana Granny Smith fresco hasta licores de manzana de calidad artesanal y vodka con infusión de hierba de bisonte.

En honor al cumpleaños número 21 de Appletini, creamos nuestra propia versión actualizada del clásico que sustituye los calvados y el jugo de manzana Granny Smith fresco por aguardiente de manzana. Un poquito de jugo de limón y jarabe sencillo destaca el perfil de sabor verde que ayudó a popularizar la bebida.


Ver el vídeo: Vodka Tonic COCKTAIL Make Cocktail with simple ingredients #LiquidCourageDrinks #Summerrefreshdrinks


Artículo Anterior

Ron de mantequilla caliente (nuez)

Artículo Siguiente

La forma correcta e incorrecta de lidiar con las reseñas negativas de Yelp de su bar