¿Puedo organizar una fiesta de primavera en el interior?


Así es como puede hacer que su fiesta se sienta como primavera cuando todavía hace demasiado frío para celebrar al aire libre

Thinkstock

Coryanne Ettiene es una experta en la vida y el entretenimiento en la cocina que aparece con frecuencia en el aire, en forma impresa y en múltiples canales de redes sociales compartiendo su amor por la vida en la cocina y el entretenimiento con estilo. Cada semana, Coryanne responde a las preguntas de los lectores de The Daily Meal sobre los dilemas que enfrentan mientras entretienen en casa y celebran las fiestas, ofreciendo consejos para ser un anfitrión moderno y seguro.

¿Tiene alguna pregunta que quiera que responda Coryanne? Comuníquese con Facebook y Twitter, o envíenos un correo electrónico y vuelva cada semana para obtener nuevos consejos y sugerencias.

Pregunta: "Estoy ansioso por organizar una cena con un toque primaveral, pero el clima nos prohíbe organizar una fiesta al aire libre. ¿Cómo puedo incorporar la apariencia de una fiesta de primavera en el interior a pesar de las temperaturas más frescas del exterior?"

Coryanne: El entretenimiento de primavera siempre es complicado cuando depende del clima para acomodar sus planes de fiesta al aire libre, pero organizar una fiesta de primavera en el interior no significa que deba limitar la frescura que viene con la celebración de una fiesta de primavera.

La incorporación de tendencias de colores primaverales que incluyen mandarina, aguamarina, fucsia y azul cobalto le dará a su mesa una sensación primaveral con poco esfuerzo. Acentuar los platos blancos clásicos con cargadores de colores, cristalería o mantelería es una forma económica de darle a la mesa una colorida sensación primaveral, y agregar flores frescas de temporada a la mezcla traerá el aire libre a pesar de las temperaturas más frías del exterior. Continúe con el tema de la primavera en el menú de su fiesta agregando flores comestibles a sus ensaladas y cócteles, una novedad que sin duda agregará encanto y estilo a su fiesta de primavera y hará que los invitados se entusiasmen con el clima más cálido que se avecina.

Haga clic aquí para ver más sugerencias y consejos de nuestros expertos.


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre el hospedaje que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite reducir la velocidad y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es una comida reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta es un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para atar la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre la organización que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite ir más despacio y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es un alimento reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta son un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para atar la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre el hospedaje que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite ir más despacio y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es un alimento reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta son un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para atar la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre la organización que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite reducir la velocidad y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es un alimento reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta son un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para atar la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre la organización que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite reducir la velocidad y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es un alimento reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta son un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para atar la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre la organización que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite ir más despacio y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es un alimento reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta son un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para unir la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre el hospedaje que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite reducir la velocidad y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. En cuanto a la ubicación, decidí planear algo al aire libre. El clima ha sido tan agradable aquí últimamente, y no podía dejar de comer afuera en un día de primavera.


Opté por platos blancos sencillos, para que los hermosos árboles de esta propiedad realmente pudieran ser el punto focal. Colgué un candelabro de mi tienda sobre la mesa y tejí en eucalipto dólar de plata de una floristería local. Puede usar cualquier tipo de vegetación que le llame la atención, incluida la vegetación de su patio o jardín. Este candelabro es una gran alternativa a un candelabro real para fiestas al aire libre donde la electricidad no es una opción.

Para una reunión tan relajada, quería hacer algo que supiera que todos disfrutarían, así que elegí pizza casera. La pizza es un alimento reconfortante, y la masa de pizza casera y los aderezos frescos de la huerta son un favorito universal. El truco es que la idea de "masa casera" suena mucho más difícil de lo que es, y sus invitados apreciarán este detalle adicional. Agregué la receta para esto a continuación en caso de que quieras probarla. Solo toma unos 30 minutos de principio a fin.

La pizza es un plato que también se puede personalizar fácilmente, por lo que otra idea sería organizar una barra de pizza personal y colocar varios ingredientes en tazones pequeños. Esto agregaría un elemento adicional a la fiesta y haría que sus invitados estuvieran mucho más emocionados por la hora de la cena.

Hice esta ensalada de verano por capricho, solo agarrando lo que tenía a mano, pero terminó sabiendo muy bien. He compartido exactamente lo que había en mi ensalada a continuación, incluido el aderezo casero.


Para una cena pequeña, como esta, los obsequios para llevar no son obligatorios, pero me gusta juntarlos y regalarlos. Una de mis principales prioridades al planificar cualquier cena, grande o pequeña, es que mis invitados se sientan pensados. Al igual que la reunión de invierno, la sencillez es clave a la hora de planificar este tipo de obsequios.

Elegí comprar algunas plantas pequeñas de albahaca para unir la albahaca que se horneó en la masa de pizza casera y las trasplanté a estas macetas de terracota. A partir de ahí, tomé ropa de tienda de manualidades y estampé "Albahaca" en pequeños rectángulos que precorté. Usé cinta adhesiva común para unir los recortes de lino a los tacos de madera y los pegué en el suelo como marcadores de plantas. La asamblea duró unos quince minutos de principio a fin, y resultó ser un pequeño y dulce regalo que a mis invitados les encantó.


Al recibir a unos pocos amigos, es importante que el estrés de la planificación ni siquiera se le pase por la cabeza. Permita que el espacio en el que se encuentra haga el trabajo por usted hospedando al aire libre o abriendo las ventanas y dejando entrar la luz natural y la brisa primaveral. Deje que la comida sea la pieza central de la mesa y que la conversación y la compañía con la que se encuentre sean su enfoque.


¡Espero que se sienta inspirado por la mesa de esta temporada! Asegúrate de etiquetarme (@joannagaines) en tus fotos de la reunión de primavera en Instagram. ¡No puedo esperar a ver cómo diseñas tu mesa!


Una cena de primavera

Hace unos meses comencé esta serie de reuniones para alentarlo a recibir amigos en su hogar, que es algo que, a veces, puede parecer más una tarea que una diversión o un descanso. La idea detrás de esta serie de mesas es desglosar diferentes tipos de fiestas y brindarle inspiración, recetas y consejos sobre la organización que lo prepararán para una fiesta sin estrés. Mi reunión de invierno (lea aquí) se centró en una cena más grande. Para mi fiesta de primavera, quería cambiarlo y echar un vistazo más de cerca a algo más pequeño.

Las grandes fiestas o cenas, como mi reunión de invierno, son divertidas y definitivamente tienen su lugar, pero lo que amo aún más son estas reuniones íntimas con amigos cercanos. Este tipo de cena es más relajada y le permite reducir la velocidad y tomárselo con calma.

Una cena como esta no requiere invitaciones formales o cubiertos personalizados, pero la atención al detalle es igualmente importante y agradará a sus invitados.

La idea de esta cena fue la sencillez. No solo quería que esto fuera fácil para mí, sino que quería que mis invitados se sintieran cómodos e informales. As far as location, I decided to plan something outdoors. The weather has been so nice here lately, and I couldn’t pass up eating outside on a spring day.


I went with simple white dishes, so that the beautiful trees on this property could really be the focal point. I hung a candelabra from my shop above the table, and weaved in silver dollar eucalyptus from a local florist. You can use whatever type of greenery speaks to you, including greenery from your yard or garden. This candelabra is a great alternative to a real chandelier for outdoor parties where electricity is not an option.

For a gathering this relaxed, I wanted to make something I knew everyone would enjoy, so I went with homemade pizza. Pizza is a comfort food—and homemade pizza dough and garden fresh toppings is a universal favorite. The trick is that the idea of “homemade dough” sounds a lot harder than it is, and your guests will appreciate this extra detail. I added the recipe for this below in case you want to try it out. It only takes about 30 minutes start to finish.

Pizza is a dish that is also easily customizable, so another idea would be to organize a personal pizza bar and set out several toppings in little bowls. This would add an extra element to the party and get your guests that much more excited for dinnertime.

I made this summer side salad on a whim, just grabbing whatever I had on hand, but it ended up tasting great. I’ve shared exactly what was in my salad below, including the homemade dressing.


For a small dinner, like this one, take-away gifts aren’t a must-do, but I enjoy putting them together and giving them away. One of my top priorities when planning any dinner party, large or small, is for my guests to feel thought-of. Just like the winter gathering, simplicity is key when planning for this kind of gift.

I chose to buy a few small basil plants to tie in the basil that was baked into the homemade pizza dough, and transplanted them into these terracotta pots. From there, I took craft store linen and stamped “Basil” on small rectangles I pre-cut. I used regular tape to attach the linen cut-outs to wooden dowels, and stuck them in the soil as plant markers. The assembly took about fifteen minutes start to finish, and turned out to be a sweet little gift that my guests loved.


When entertaining just a few friends, it’s important that the stress of planning doesn’t even cross your mind. Allow the space you’re in do the work for you by hosting outdoors or opening the windows and letting in the natural light and spring breeze. Let the meal be the table centerpiece, and the conversation and company you’re with be your focus.


I hope you’re inspired by this season’s table! Be sure to tag me (@joannagaines) in your spring gathering pictures on Instagram. I can’t wait to see how you style your table!


A Spring Dinner Party

A few months ago I started this gathering series to encourage you to host friends in your home—which is something that, at times, can feel more like a chore than fun or relaxing. The idea behind this table series is to break down different kinds of parties and give you inspiration, recipes and tips on hosting that will equip you for a stress-free party. My winter gathering (read here ) focused on a larger dinner. For my spring party, I wanted to change it up and take a closer look at something smaller.

Big parties or dinners, like my winter gathering, are fun and definitely have their place, but what I love even more are these intimate get-togethers with close friends. This sort of dinner is more relaxed and allows you to slow down and take it easy.

A dinner like this one doesn’t require formal invitations or custom place settings, but attention to detail is still equally as important and will be loved by your guests.

The whole idea of this dinner was simplicity. Not only did I want this to be easy for me to throw together, but I wanted my guests to feel comfortable and casual. As far as location, I decided to plan something outdoors. The weather has been so nice here lately, and I couldn’t pass up eating outside on a spring day.


I went with simple white dishes, so that the beautiful trees on this property could really be the focal point. I hung a candelabra from my shop above the table, and weaved in silver dollar eucalyptus from a local florist. You can use whatever type of greenery speaks to you, including greenery from your yard or garden. This candelabra is a great alternative to a real chandelier for outdoor parties where electricity is not an option.

For a gathering this relaxed, I wanted to make something I knew everyone would enjoy, so I went with homemade pizza. Pizza is a comfort food—and homemade pizza dough and garden fresh toppings is a universal favorite. The trick is that the idea of “homemade dough” sounds a lot harder than it is, and your guests will appreciate this extra detail. I added the recipe for this below in case you want to try it out. It only takes about 30 minutes start to finish.

Pizza is a dish that is also easily customizable, so another idea would be to organize a personal pizza bar and set out several toppings in little bowls. This would add an extra element to the party and get your guests that much more excited for dinnertime.

I made this summer side salad on a whim, just grabbing whatever I had on hand, but it ended up tasting great. I’ve shared exactly what was in my salad below, including the homemade dressing.


For a small dinner, like this one, take-away gifts aren’t a must-do, but I enjoy putting them together and giving them away. One of my top priorities when planning any dinner party, large or small, is for my guests to feel thought-of. Just like the winter gathering, simplicity is key when planning for this kind of gift.

I chose to buy a few small basil plants to tie in the basil that was baked into the homemade pizza dough, and transplanted them into these terracotta pots. From there, I took craft store linen and stamped “Basil” on small rectangles I pre-cut. I used regular tape to attach the linen cut-outs to wooden dowels, and stuck them in the soil as plant markers. The assembly took about fifteen minutes start to finish, and turned out to be a sweet little gift that my guests loved.


When entertaining just a few friends, it’s important that the stress of planning doesn’t even cross your mind. Allow the space you’re in do the work for you by hosting outdoors or opening the windows and letting in the natural light and spring breeze. Let the meal be the table centerpiece, and the conversation and company you’re with be your focus.


I hope you’re inspired by this season’s table! Be sure to tag me (@joannagaines) in your spring gathering pictures on Instagram. I can’t wait to see how you style your table!


A Spring Dinner Party

A few months ago I started this gathering series to encourage you to host friends in your home—which is something that, at times, can feel more like a chore than fun or relaxing. The idea behind this table series is to break down different kinds of parties and give you inspiration, recipes and tips on hosting that will equip you for a stress-free party. My winter gathering (read here ) focused on a larger dinner. For my spring party, I wanted to change it up and take a closer look at something smaller.

Big parties or dinners, like my winter gathering, are fun and definitely have their place, but what I love even more are these intimate get-togethers with close friends. This sort of dinner is more relaxed and allows you to slow down and take it easy.

A dinner like this one doesn’t require formal invitations or custom place settings, but attention to detail is still equally as important and will be loved by your guests.

The whole idea of this dinner was simplicity. Not only did I want this to be easy for me to throw together, but I wanted my guests to feel comfortable and casual. As far as location, I decided to plan something outdoors. The weather has been so nice here lately, and I couldn’t pass up eating outside on a spring day.


I went with simple white dishes, so that the beautiful trees on this property could really be the focal point. I hung a candelabra from my shop above the table, and weaved in silver dollar eucalyptus from a local florist. You can use whatever type of greenery speaks to you, including greenery from your yard or garden. This candelabra is a great alternative to a real chandelier for outdoor parties where electricity is not an option.

For a gathering this relaxed, I wanted to make something I knew everyone would enjoy, so I went with homemade pizza. Pizza is a comfort food—and homemade pizza dough and garden fresh toppings is a universal favorite. The trick is that the idea of “homemade dough” sounds a lot harder than it is, and your guests will appreciate this extra detail. I added the recipe for this below in case you want to try it out. It only takes about 30 minutes start to finish.

Pizza is a dish that is also easily customizable, so another idea would be to organize a personal pizza bar and set out several toppings in little bowls. This would add an extra element to the party and get your guests that much more excited for dinnertime.

I made this summer side salad on a whim, just grabbing whatever I had on hand, but it ended up tasting great. I’ve shared exactly what was in my salad below, including the homemade dressing.


For a small dinner, like this one, take-away gifts aren’t a must-do, but I enjoy putting them together and giving them away. One of my top priorities when planning any dinner party, large or small, is for my guests to feel thought-of. Just like the winter gathering, simplicity is key when planning for this kind of gift.

I chose to buy a few small basil plants to tie in the basil that was baked into the homemade pizza dough, and transplanted them into these terracotta pots. From there, I took craft store linen and stamped “Basil” on small rectangles I pre-cut. I used regular tape to attach the linen cut-outs to wooden dowels, and stuck them in the soil as plant markers. The assembly took about fifteen minutes start to finish, and turned out to be a sweet little gift that my guests loved.


When entertaining just a few friends, it’s important that the stress of planning doesn’t even cross your mind. Allow the space you’re in do the work for you by hosting outdoors or opening the windows and letting in the natural light and spring breeze. Let the meal be the table centerpiece, and the conversation and company you’re with be your focus.


I hope you’re inspired by this season’s table! Be sure to tag me (@joannagaines) in your spring gathering pictures on Instagram. I can’t wait to see how you style your table!



Artículo Anterior

Hinojo 75

Artículo Siguiente

7 cosas que no sabías sobre la pasta